"En el fondo soy una buena chica. Pero también puedo ser una bruja. Soy una persona muy perfeccionista y tengo que soportar mucha presión. A veces, cuando quieres conseguir algo no tienes más remedio que ser una auténtica bruja". (Madonna)

Cuando la virginidad te estorba

Después de siglos y siglos de civilización humana, de épocas castrantes, culturas machistas y eras religiosas, todas las culturas humanas han llegado a la conclusión de darle una importancia digna de altar a la virginidad femenina.

Sin importar la manera en la que se entiende que fue perdida la virginidad, ni de la cultura, aparato, posición o anécdota en que la misma se pierde; sigue siendo un factor primordial que la mujer sea virgen.

Y para comprobarlo se han inventado tanto formas como fantasías estúpidas para rebajar la dignidad de la mujer que supuestamente ya no es virgen. Que si no manchó las sábanas de rojo, que si se le ensancharon las caderas, que se le nota en los ojos, que si se golpeó con el asiento de la bicicleta. Y todo esto para que la mujer se sienta sucia, falta de algo, usada, poca cosa, mujer mala, etc. Bueno, así era hasta hace poco.

Actualmente me he dado cuenta de que la virginidad, más que ser un virtud, se convierte en un defecto o estorbo ya que rebasaste la fabulosa edad de 20 años. Tus amigas no hacen más que hablar de sexo, anticonceptivos y los sustos que se han llevado. Ya quedaron atrás las pláticas a susurros y las risitas nerviosas de cuando hablábamos de lo que era el sexo y qué se sentiría tener relaciones por primera vez. Ahora las virginales tenemos que limitarnos a actuar con la mayor naturalidad posible y tragarnos las preguntas que tenemos sobre esas situaciones ajenas a nuestra vida cotidiana.

Si además de eso le agregamos las nuevas limitantes estúpidas que nos va poniendo la sociedad, pueden darse cuenta que ser virgen no está de moda. Les expongo aquí algunas que me han venido sucediendo en los últimos meses:

-Que me prohiban enseñar a un grupo de adolescentes a poner un condón porque yo nunca he puesto uno.
-Ser objeto de burlas ya que no puedo entrar en las pláticas de mis amigas, ni siquiera opinar, porque yo soy virgen, 'y yo no sé de lo que a ellas les pasa'.
-Me tratan como si me faltara algo.
-No puedo decir abiertamente que soy virgen, porque, de acuerdo a otras personas: "¿qué pensarán los chavos de tí?, No te van a ver igual"
-Me tratan como ignorante, no importa mi CI, si no me he acostado con nadie, no puedo saber sobre muchos temas.
-Además del clásico: "no es cierto, neta, ¿a poco eres virgen? ¡¡¡júralo!!! jajaja".
-O el otro clásico: "eres virgen porque quieres".
-Ah y este también: "pues tú dime y te busco quién te haga el favor".

El favor... el favor... ¿cuál favor? ¿Acostarme con alguien nomás porque me desflore (jajaja) o me quite el "defecto"? No, gracias.

Todo esto no son más que cosas estúpidas que me han sucedido por la ignorancia de otras personas. Todos, todos, todos, en algún momento fueron vírgenes y castos, y al parecer ahora se te debe discriminar por ser virgen. Serás entonces objeto de burlas, de críticas y de limitaciones, por el simple hecho de optar por ser casta.

Y ese es otro tema, el por qué se es virgen. Pero ese se los cuento en otra entrada.
En fin, parece que en la actualidad deberían organizar grupos de vírgenes anónimas para que pudiéramos desahogarnos el gran pesar que tiene el ser tachadas, con lo que antes era una virtud y ahora no es más que un estorbo.

Hola, soy Wanna, tengo 22 años y soy virgen.

6 comentarios:

Valerie Sensei dijo...

Y yo que pensaba que esa presión sólo existía entre los varones...

Veo que las mujeres podemos ser muuy crueles.

Anónimo dijo...

¡¡¡¡""""ANIMOOOOO WANNAAAAAA"""¡¡¡¡¡¡

Lulu Flores dijo...

Muy cierto lo que dices Wannis y por lo mismo repito tus palabras, no es más que ignorancia. La verdad es que ambas posturas son frustrantes y solo demuestran la fijación que se tiene con las cuestiones genitales, créeme, ya que disfrutas de una relación estable y amorosa te das cuenta de que el sexo simplemente es una más de las cosas que disfrutas con tu pareja, no la única, ni la más deseada siempre, la amistad, la complicidad, el ocio y la laboriosidad junto con el sexo hacen la delicia de la vida en pareja. Haces bien en no dejarte llevar por la corriente.

Y de dudas, usté pregunte!! jajajaja

Por cierto te adelanto que para nada es como en las películas :P

Lady Mara Grandchester dijo...

En estos tiempos la puntería de la discriminación se ha dirigido hacia la sexualidad, es una pena que en lugar de avanzar, las mujeres vayan en retroceso en lo que respecta a esos menesteres...

Un beso desde la riviera maya!

YASIRIS21 dijo...

huy no no no tenaz aparte que los hombres hacen muchos chistes sobre eso, pero a ellos que les interesa si uno es virgen o no que tal que se miren que gracias a eso se volvieron peraas o perros.

*JULEMI* dijo...

Eso es simplemente tu elección. Desde mi punto de vista cada quien elige lo que le va mejor, y a quien mas le importa??? Tu deja la corriente pasar, al fin que es díficil que pare....